Aquí los cinco momentos icónicos de Maradona en los Mundiales

El máximo ídolo futbolístico argentino de todos los tiempos dejó marcados en el corazón de los hinchas momentos únicos, tanto dentro como fuera del campo del juego. Sputnik repasa algunos de ellos.

Diego Armando Maradona, uno de los mejores futbolistas de la historia, fue campeón del mundo con la selección argentina en el Mundial de México 1986 y vicecampeón en Italia 90. Jugó también las copas del Mundo en España 1982 y Estados Unidos 1994, cuando defendió por última vez la casaca albiceleste como jugador.

A continuación recordamos algunos de los momentos más importantes de su trayectoria mundialista.

La ‘mano de Dios’ en México 1986

En cuartos de final de México 1986 Argentina enfrentó a Inglaterra en un partido con una carga emotiva especial, ya que se disputaba cuatro años después de la Guerra de Malvinas, conflicto bélico que enfrentó a ambos países entre el 2 abril y el 14 de junio 1982 por la soberanía de las Islas Malvinas, ocupadas por los británicos desde 1833.

El gran protagonista fue Maradona, quien anotó los dos goles con los que Argentina ganó 2 a 1. A los 51 minutos abrió el marcador pegándole al balón con la mano, falta que el árbitro no advirtió. Años más tarde Maradona dijo: «Lo hice con la cabeza de Maradona, pero con la mano de Dios».

El Gol del Siglo del ‘Barrilete cósmico’ en México 1986

Para completar un partido inolvidable antes los ingleses, cuatro minutos después de la mano de Dios, Maradona anotó el Gol del Siglo luego de correr con la pelota dominada desde la mitad de la cancha y eludir a cinco rivales, incluido el golero Peter Shilton.

El relato del periodista Víctor Hugo Morales terminó de darle al gol los rasgos épicos con que se recuerda la jugada: «Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina?».

Lesionado, le da el pase de gol a Caniggia en Italia 90

En octavos de final de la Copa del Mundo Italia 1990, Argentina se enfrentó a su máximo rival futbolístico, la selección de Brasil. Para que Maradona jugase el partido los médicos tuvieron que infiltrarle el tobillo, inyectarle un antiinflamatorio para calmar el dolor que sufría luego de la dura patada que le dio un rival en el partido previo, ante Rumanía.

Brasil llegaba como favorito ante los albicelestes, que venían de jugar discretamente en los partidos de la fase de grupos. Cuando faltaban solo 10 minutos para el final del tiempo reglamentario, Maradona, prácticamente en una pierna, se sacó de encima a un par de jugadores brasileños y le pasó la pelota a Claudio Caniggia (Cani) para que anotara el gol con el que ganaron el partido.

«Pocas veces sentí tanto dolor como en ese Mundial. No sé cómo me aguantó el tobillo (…) Cuando le doy el pase a Cani, sentí un pinchazo tremendo. Yo me quedé tirado viendo cómo Cani hacía el gol y sentía un dolor infernal. Creo que me levanté de la alegría del gol, pero no sentía el tobillo», recordaba Maradona sobre la jugada.

Diego furioso en la final de Italia 90

Argentina venía de ganarle la semifinal a Italia en Nápoles, ciudad en la que Maradona era y continúa siendo ídolo indiscutido luego de darle al Napoli los dos únicos títulos de liga de su historia.

Pero en la final contra Alemania, que se jugó en Roma, el público local no olvidaba que los argentinos los dejaron sin la posibilidad de ganar el campeonato. Cuando sonaron las estrofas del himno argentino, el público lo abucheó con estruendo. Las imágenes mostraban a un Maradona que respondía con un «hijos de puta» a la silbatina de los hinchas. Argentina perdió 1 a 0.

«Me cortaron las piernas», EEUU 1994

El 25 de junio de 1994, Maradona jugaba su ultimo partido con la selección argentina, frente a Nigeria en la segunda fecha de la fase de grupos del mundial. Maradona al terminar el partido fue llevado por una asistente a realizarse el control antidopaje para el que había sido sorteado.

Días después su supo que el control había dado positivo por efedrina. Maradona dio una entrevista en la que dejó marcada para siempre una de sus tantas frases: «Me cortaron las piernas».

El jugador aseguraba que había consumido ningún tipo de droga. Luego se supo que su preparador físico personal, Daniel Cerrini, le había suministrado por error un medicamento que contenía la sustancia prohibida.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.