Retirada de las tropas rusas de Jersón, un símbolo del avance ucraniano ante el temor a una trampa

La decisión podría llevar a la apertura de un proceso de negociaciones entre Kiev y Moscú

La retirada de las fuerzas rusas de la región ucraniana de Jersón se ha consolidado este viernes después de que las tropas del Ejército de Ucrania hayan llegado finalmente al centro de la ciudad a pesar de que Moscú insiste en que la zona «sigue siendo rusa» tras el repliegue.

Con la bandera ucraniana ondeando nuevamente en una de las principales plazas de la ciudad, Kiev ha percibido el avance de sus tropas como una victoria para el Ejército ucraniano, que sigue luchando contra las fuerzas rusas en un intento por revertir los avances de los soldados enemigos en zonas que han sido anexionadas por el presidente ruso, Vladimir Putin.

Archivo - Soldado ucraniano en la región de Jersón
Archivo – Soldado ucraniano en la región de Jersón – MIHIR MELWANI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El territorio de Jersón forma parte de las zonas que, junto a Zaporiyia, Donetsk y Lugansk, han sido anexionadas por Rusia desde que comenzó la guerra el pasado 24 de febrero, cuando el país desplegó sus tropas en territorio ucraniano con la supuesta intención de «desmilitarizar» y «desnazificar» Ucrania.

Sin embargo, la retirada de unos 30.000 efectivos por parte de Rusia, que ha supuesto también el traslado de equipamiento y efectivos desde la orilla occidental del río Dniéper, significa un duro golpe para el Kremlin, que asegura que «no supone humillación alguna».

Durante las últimas horas, decenas de personas han salido a la calle con banderas de Ucrania para celebrar lo que consideran un nuevo logro de Kiev y mostrar su apoyo al Ejército.

El Gobierno ucraniano, que ha cifrado en más de una docena las zonas liberadas, ha instado a los soldados rusos que se encuentran en la región a entregarse y rendirse «si desean preservar su vida», si bien algunas localidades, como la de Berislav, también en la orilla occidental, están siendo bombardeadas.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha abogado por no bajar la guardia y actuar con cautela al considerar que «el enemigo nunca hace concesiones» y ante la perspectiva de que el repliegue sirva al Ejército para recuperar territorio de cara al futuro, una suerte de trampa que finalmente haga a Ucrania perder la zona.

«Están preparados para defender esta región y no están preparados para abandonar la ciudad», ha señalado esta misma semana Zelenski durante una entrevista concedida a la cadena de televisión CNN. «No quieren que la guerra termine. Ahora, hay que entender que es solo el Kremlin y una única persona quienes quieren seguir adelante con esto. Putin puede que esté cansado de la vida, pero definitivamente no está cansado de la guerra», ha subrayado.

El propio líder checheno, Ramzan Kadirov, ha apoyado la decisión del Kremlin y ha incidido en que, «difícil pero correcta», esta medida permitirá salvar la vida de miles de soldados mientras se reordena el territorio en favor de Rusia.

Fuente Europa Press

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.