ENTREVISTA| Analista e historiador Christian Nader: Pese a ley marcial, «EEUU no se va a detener en su intento por destruir y balcanizar a Rusia»

Luego de que la ley marcial decretada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporozhie perfila un aumento de la actividad militar, Occidente en vez de buscar la negociación seguirá buscando debilitar al país, consideró el analista e historiador mexicano Christian Nader.

«No va a haber una reacción adversa a seguir manteniendo al Estado ucraniano por parte de Occidente, ellos van a continuar administrando armas y paramilitares, obviamente la guerra propagandística y guerra económica, esto va a continuar», apuntó.

«Sin embargo, sí va a haber una reacción distinta por parte de Moscú porque sabe perfectamente que no se puede dialogar con la OTAN y por supuesto con Ucrania, que a fin de cuentas son títeres de la OTAN», añadió en una entrevista con Sputnik.
Occidente, consideró, continuará sus hostilidades contra Rusia no solo en la región del Donbás, sino mediante otros frentes, como el Báltico o incluso a través de Asia central.

«Rusia lo sabe y, a fin de cuentas, ha fraguado una defensa conjunta no solamente desde Moscú, sino también a través de sus socios, como pueden ser Pekín, los países centroasiáticos, en el Cáucaso, a través de Armenia», enumeró.

«Lamentablemente para la población tanto del lado ruso en el Donbás como también en Ucrania esto va a continuar porque Washington no se va a detener en su intento por, tal cual, destruir y balcanizar a la Federación de Rusia», consideró.

El internacionalista evaluó que la determinación del mandatario se explica en que han continuado los ataques tanto del Ejército de Ucrania como de fuerzas paramilitares contra las regiones, como permite observar particularmente la hostilidad contra la central nuclear de Zaporozhie, con un potencial catastrófico no solo militar.

Destacó también que Ucrania ha multiplicado el uso de lanzamisiles Himars (acrónimo en inglés para «Sistema de cohetes de artillería de alta movilidad») de producción estadounidense, lo que amenaza con la incursión de ataques en territorio ruso.

Intensificar la operación militar especial

La batalla que libra Rusia, explicó Nader, no es una guerra convencional de un país contra otro, debido a la fuerza de los aliados que desde el inicio respaldan a Kiev.

«Detrás del Estado ucraniano hay todo un aparato de guerra desde hace ocho años, incluso más, por parte de la OTAN, que no solo entrena y arma al Ejército ucraniano, sino que también interfiere con acciones militares», apuntó.

El ataque registrado en el puente de Crimea, consideró Nader, exhibió que las operaciones del lado ucraniano y de sus simpatizantes son terroristas, con la participación de agentes británicos y mercenarios paramilitares, lo que genera una guerra híbrida con múltiples frentes en contra de Rusia.

«Una ley marcial implica, por ejemplo, reforzar los objetivos probables del Ejército ucraniano, que son por supuesto centrales nucleares de la Federación de Rusia, hidroeléctricas, etcétera, son puestos para la supervivencia del Estado ruso, no solo puestos militares», estimó.

La diversificación de ataques rusos

Para garantizar operar de manera quirúrgica, Rusia había movilizado principalmente tropas, sin embargo luego del ataque del puente de Crimea se ha operado con fuerza aérea dronificada contra Ucrania, indicó Nader, o bien ataques calculados a centros operativos adentrados en el país europeo.

«Yo creo que sí va a ocurrir una escalada en los ataques militares por parte de Rusia, pero siempre hay que dejar en claro que va a ser contra objetivos militares, no justamente, como lo utiliza Ucrania, en contra de la población civil», consideró el internacionalista.

Maniatados, los gobiernos de la OTAN

Aunque haya disidencias ciudadanas en los países que integran la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), consideró Nader, el cabecilla de la alianza, Estados Unidos, no les va a permitir al resto de miembros que tomen decisiones ajenas a su proyecto contra Rusia. «No va a haber una vuelta atrás», sentenció.

Las llamadas rusas al diálogo ocurren desde 2014 y para qué se firmaron los Acuerdos de Minsk, señaló el internacionalista, sin embargo fueron pisoteados por Occidente. La OTAN, añadió, actúa como una fuerza expansiva que armó a Ucrania para hostilizar a Rusia y esa posición no va a sustituirse.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.