Aviones de EE.UU. y Canadá aterrizan en Haití con equipamiento militar en medio de crisis de seguridad

Los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá anunciaron el envío de equipo de seguridad a Haití con el fin de ayudar a mejorar el flujo de asistencia humanitaria que llega al país caribeño y a combatir la crisis de seguridad que atraviesa la población local a causa de las pandillas.

El anuncio realizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos se da en medio de una crisis política y social que se vive en Puerto Príncipe, agravada por el reciente brote de cólera que ya levantó alertas a las dependencias de salud internacionales.

Según un boletín de Washington, Estados Unidos y Canadá enviaron equipos de seguridad vitales, vehículos tácticos blindados y suministros para uso del Director General de la Policía Nacional de Haití (PNH) en aviones militares de las Fuerzas Armadas.

De acuerdo con la tarjeta informativa, estos equipos servirán para que la policía local luche «contra los actores criminales que fomentan la violencia e interrumpen el flujo de asistencia humanitaria que se necesita con urgencia».

«Estados Unidos y Canadá mantienen su compromiso de apoyar el trabajo de la PNH de proteger y servir al pueblo haitiano. En coordinación con colaboradores internacionales, nuestros gobiernos están trabajando con colaboradores haitianos para capacitar a más oficiales de policía y mejorar las operaciones de las fuerzas del orden público», se lee en el comunicado.

La crisis social y política que se vive en Haití inició desde el año pasado tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021, y se agravaron en las últimas semanas, cuando iniciaron las protestas en contra del primer ministro Ariel Henry.

Las manifestaciones se organizaron principalmente contra la cancelación del subsidio de la gasolina, lo que llevó a varias bandas a bloquear las terminales de combustible que distribuyen el energético en todo el país.

La situación ha obligado a empresas y hospitales a reducir sus labores debido a la falta de combustible reportada en prácticamente todo Haití y que ha provocado un creciente mercado negro donde se consigue diésel hasta por seis veces su precio comercial.

En zonas como Jeremie, por ejemplo, las estaciones de servicio llevan meses sin poder surtirse de combustible debido al constante bloqueo que se realiza a las entradas de las instalaciones petroquímicas.

Uno de los puntos álgidos de la protesta social ocurrió el 16 de septiembre, cuando un grupo de manifestantes saqueó un almacén del Programa de Alimentos de la ONU (PMA), donde se guardaban 1.400 toneladas de alimento.

Aunado a ello, las autoridades sanitarias de Haití enfrentan un brote de cólera que ya levantó las alertas de la Organización Panamericana de Salud (OPS) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el último reporte del organismo, desde el 2 de octubre que se reportó el brote hasta el domingo 16, suman 36 muertos por cólera, 55 casos confirmados y 655 sospechosos, de los cuales solo 197 están en hospitales.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.