Centenares de centrales eléctricas de carbón en EE.UU. podrían convertirse en nucleares

Un total de 157 antiguas centrales de #carbón y 237 instalaciones todavía operativas se consideran como candidatas potenciales para la transición.

Centenares de #centraleseléctricas de carbón, tanto en funcionamiento como fuera de servicio, son aptas para ser convertidas en nucleares, según concluye el Departamento de Energía de #EEUU (DOE, por sus siglas en inglés) en un informe publicado esta semana.

Centenares de centrales eléctricas de carbón en EE.UU. podrían ser convertidas en nucleares
Mark Wilson / Gettyimages.ru

Los especialistas del organismo que participaron en el estudio estiman que un total de 157 termoeléctricas antiguas de carbón, así como 237 instalaciones de este tipo que siguen funcionando pueden considerarse como candidatas potenciales para la transición nuclear. De esta cifra, el 80 % de las centrales son «buenas candidatas para albergar reactores avanzados de tamaño inferior al gigawatio».

Desde el DOE acentúan que la transición podría contribuir con una «cantidad sustancial» de electricidad limpia a la red nacional, ayudando a alcanzar los objetivos de emisiones netas cero para 2050. Asimismo, en la investigación estiman que las emisiones de gases de efecto invernadero caerían en un 86 % una vez la central de carbón sea convertida en nuclear, lo que equivale a la retirada de más de 500.000 coches con motor de gasolina.

Por otra parte, la conversión es prometedora desde el punto de vista económico y laboral. De hecho, tras completarse la transición en una instalación, se generarían más de 650 puestos de trabajo permanentes, lo que supondría 275 millones de dólares anuales de actividad económica adicional y el aumento de ingresos fiscales en un 92 % para el condado local.

La reutilización de la infraestructura carbonífera también reduciría costes del desarrollo de las tecnologías nucleares con ahorros del 15 % al 35 % en gastos de construcción. Paralelamente, se podrían economizar millones de dólares con el uso del equipamiento eléctrico de las plantas actuales, estanques o torres de refrigeración y otros objetos de infraestructura.

  • El presidente de EE.UU., Joe Biden, declaró un estado de emergencia el pasado 6 de junio ante un posible déficit de capacidad de generación de electricidad en el país. Para hacer frente a la situación, el mandatario suspendió por un plazo de dos años los aranceles de importación para elementos solares y módulos suministrados desde Vietnam, Camboya, Tailandia y Malasia.
  • El pasado junio, Matt Bowen y Paul Dabbar, expertos del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia, advirtieron en un artículo para The Hill que, en el caso de que Rusia deje de suministrar uranio enriquecido a EE.UU., esto podría repercutir gravemente en el funcionamiento de centrales estadounidenses, llegándose incluso a la interrupción de reactores

Fuente RT

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.