Según un nuevo libro: EE.UU. pidió a Reino Unido que impida a los medios publicar filtraciones de Snowden

    La negativa británica habría provocado roces con la inteligencia de EE.UU.

    La Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) trató de persuadir a su contraparte británica para que impidiera que The Guardian publicara las revelaciones de Edward Snowden sobre la recopilación masiva de datos secretos, según recoge un nuevo libro del cineasta y periodista de investigación Richard Kerbaj.

    En el libro publicado este jueves, se reporta que Iain Lobban, jefe de la sede del Centro Gubernamental de Comunicaciones del Gobierno de Reino Unido (GCHQ, por sus siglas en inglés), recibió esta solicitud en la madrugada del 6 de junio de 2013, antes de que los documentos se hicieran públicos, pero rechazó que su agencia actuara como censor en nombre de su socio estadounidense.

    EE.UU. pidió a Reino Unido que impidiera a los medios publicar filtraciones de Snowden, según un nuevo libro
    Edward Snowden en Moscú.Baikal / Legion-Media

    La negativa británica a impedir la publicación de las filtraciones habría provocado roces dentro de la alianza de inteligencia ‘los Cinco Ojos’ (‘Five Eyes’, en inglés), integrada por EE.UU., Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. 

    Lobban era consciente de la importancia de la buena relación entre las agencias de inteligencia de los países de la alianza, pero pensó que «la propuesta de instar a un periódico a no publicar el artículo por el bien de la NSA parecía ir demasiado lejos», ya que «no era el propósito de su agencia ni el suyo propio ocuparse de las relaciones públicas de la NSA», escribió Kerbaj en su libro, citado por The Guardian.

    Las fricciones entre ambas agencias se habrían intensificado aún más cuando el jefe de la NSA, Keith Alexander, no informó a Lobban que los estadounidenses habían identificado a Snowden como la fuente de las filtraciones, lo que dejó a la GCHQ realizando sus propias pesquisas dentro de sus filas. 

    «Fue un recordatorio escalofriante de lo importante que eres o de lo importante que no eres», se cita en el libro a un alto funcionario de la inteligencia británica.

    Pese a la indignación del resto de miembros de la alianza por el hecho de que un simple administrador de sistemas informáticos como Snowden lograra acceder a tal cantidad de documentos confidenciales, ninguno alzó demasiado la voz contra la NSA.

    «Estados Unidos nos da más de lo que nosotros le damos a ellos, así que básicamente tenemos que conformarnos», dice en el libro Kim Darroch, exasesor de Seguridad Nacional del Reino Unido.

    Fuente RT

    Deja una respuesta

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.