HRW critica que autoridades kurdas realicen arrestos para disuadir protestas en Irak

La ONG Human Right Watch (HRW) ha criticado este domingo que las fuerzas de seguridad regionales del Kurdistán en Irak han arrestado a periodistas, activistas y políticos con el objetivo de disuadir las protestas convocadas.

«Usar la represión arbitraria para sofocar las protestas e intimidar a activistas y periodistas es una receta para propagar más agravios entre los residentes de (la Región del Kurdistán de Irak) KRI», ha asegurado el subdirector para Medio Oriente de Human Rights Watch, Adam Coogle.

En este sentido, el representante de HRW ha matizado que «la mejor manera de abordar la ira pública es garantizar el respeto de los derechos y libertades básicos, incluido el derecho a la protesta pacífica».

Archivo - Refugiados kurdos sirios que huyeron del conflicto en Siria en el campamento de Bardarash, situado en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, en el norte de Irak
Archivo – Refugiados kurdos sirios que huyeron del conflicto en Siria en el campamento de Bardarash, situado en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, en el norte de Irak – CAROL GUZY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO – Archivo

Coogle ha reiterado que «el arresto preventivo de activistas, políticos de la oposición y periodistas simplemente por organizar, asistir y cubrir protestas políticas pacíficas no es motivo de orgullo», a pesar de que haya admitido que «las autoridades kurdas suelen promocionar la prosperidad y la estabilidad de la región».

El 1 de agosto, el líder del partido de la oposición La Nueva Generación, Shaswar Abdulwahid, convocó manifestaciones para los días 5 y 6 de agosto en varias ciudades debido al empeoramiento de la «corrupción, la pobreza y el desempleo».

HRW ha documentado un aumento de los ataques contra periodistas en la región. Rahman Gharib, director de Metro Center que monitorea la libertad de prensa en la región, indicó que había identificado 78 violaciones de derechos por parte de las fuerzas de seguridad contra 60 profesionales de la información. Al menos 26 periodistas fueron detenidos, 23 vieron sus equipos confiscados y 16 no pudieron cubrir las protestas por la negativa de las autoridades.

Gharib asegura que los agentes atacan a los periodistas, «en lugar de protegerlos» porque «tienen miedo a las lentes de las cámaras que revelan su propio comportamiento ilegal».

Además, las leyes regionales no juegan a favor del derecho a la información. La ley de prensa y la ley para prevenir el «uso indebido» de equipos de telecomunicaciones prohíben la utilización de teléfonos o Internet. Este uso indebido incluye amenazas o publicación de imágenes «contrarias a los valores del público», explica la ONG.

Fuente Europa Press

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.