ENTREVISTA| Vicepresidente de la Asociación de Víctimas del Agente Naranja/Dioxina de Vietnam, teniente general Dang Nam Dien : solo unidos se puede aliviar el sufrimiento de las generaciones

La guerra química de 10 años emprendida por EEUU en Vietnam es la más catastrófica de la historia de la humanidad. Durante 61 años, Vietnam ha intentado superar sus consecuencias. La Asociación de Víctimas del Agente Naranja/Dioxina de Vietnam (VAVA) ayuda a los afectados y representa sus intereses en la lucha por justicia.

El vicepresidente y secretario general de VAVA, el teniente general Dang Nam Dien, indicó a Sputnik que la asociación lleva 18 años apoyando a las víctimas del Agente Naranja.

«En los últimos 18 años, VAVA ha recaudado más de 30.000 millones de dong [unos 1.300.000 dólares] y ha construido 26 centros de rehabilitación y atención a las víctimas del Agente Naranja. También creamos puestos de trabajo, impartimos formación profesional y les proporcionamos medios de subsistencia», explicó Dang Nam Dien.

La asociación también se centra en la participación de voluntarios y organizaciones sociopolíticas para ayudar a los afectados. El secretariado del Comité Central del Partido Comunista ha dado instrucciones a los comités del partido a todos los niveles para que tomen la iniciativa en el tratamiento de los efectos de los productos químicos utilizados en la guerra de Vietnam, y VAVA ha estado supervisando la aplicación de la directiva por los órganos del partido en todo el país.

«Las víctimas del Agente Naranja reciben préstamos a bajo interés para iniciar sus propios negocios y trabajar de forma productiva. Existe un programa para proporcionar alojamiento gratuito a las familias de las víctimas en situaciones especialmente difíciles. Hay programas de desintoxicación gratuitos todos los años. VAVA da dinero para medicamentos a todas las víctimas del Agente Naranja que acuden al centro», detalló Nguyen Thang Long, director del Centro de Bienestar de las Víctimas del Agente Naranja/Dioxina en Vietnam situado en el distrito de Thach That, Hanói.

El secretario general de la VAVA también apuntó que la asociación colabora con muchas organizaciones que ayudan a las víctimas a que tengan derecho a las prestaciones estatales.

«En los últimos años, la asociación ha colaborado con la Asociación de Veteranos y la Asociación de Jóvenes Voluntarios en la revisión del uso de las prestaciones destinadas a las víctimas del Agente Naranja/Dioxina por parte de personas que no participaron en la guerra y no estuvieron expuestas al defoliante venenoso. Al mismo tiempo, la asociación está trabajando activamente con las autoridades pertinentes para garantizar que las verdaderas víctimas del Agente Naranja sean reconocidas y tengan derecho a las prestaciones estatales lo antes posible», añadió Dang Nam Dien.

Agregó que VAVA lucha activamente por justicia para las personas afectadas y organiza juicios contra empresas químicas en los Estados Unidos, pero nunca se termina.

Por ejemplo, una demanda interpuesta por Tran Thi To Nga, una mujer francesa de origen vietnamita, contra las empresas químicas estadounidenses que produjeron dioxina para su uso por el Ejército estadounidense durante la guerra de Vietnam. Aunque el juicio duró siete años, el caso no se completó. Tran Thi Tho Nga siguió demandando a los tribunales superiores de París.

«Entendemos que este es un proceso muy largo. Así que en un futuro próximo tenemos la intención de unirnos al Consejo Mundial de la Paz, a la Asociación Mundial de Juristas Demócratas y a otras organizaciones amantes de la paz, como el Consejo Japonés contra las Bombas Atómicas y de Hidrógeno», explicó Dang Nam Dien.

El vicepresidente y secretario general de la VAVA añadió que la acción del Agente Naranja tiene un grave impacto en el medioambiente.

«La pulverización repetida durante un largo período de tiempo de un gran volumen de Agente Naranja venenoso ha tenido un impacto grave y duradero en el medioambiente, los ecosistemas y la salud humana. En los últimos años, VAVA ha cooperado con el Centro Tropical Vietnamita-Ruso en materia de desintoxicación e investigación. Ahora las concentraciones de dioxinas siguen siendo altas o muy altas, especialmente en los alrededores de los aeropuertos de Da Nang, Bien Hoa y Phucat, donde se almacenaron, mezclaron y destruyeron los defoliantes tóxicos durante la guerra. Esperamos seguir cooperando con el Centro Tropical Vietnamita-Ruso en un futuro próximo en la descontaminación de lugares contaminados por dioxinas en Vietnam», afirmó.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.