ENTREVISTA| Director de desarme del Ministerio de Exteriores de China, Fu Cong: En este caso de la visita de Pelosi a Taiwán «no creo que el arma nuclear esté en la agenda»

El Gobierno de China asegura que se esforzará para lograr una reunificación pacífica con Taiwán, pero no descarta medidas militares, declaró el departamento de desarme del Ministerio de Exteriores chino.

Asimismo, el director del departamento de desarme del Ministerio de Exteriores del país asiático, Fu Cong, comunicó que China no planea usar armas nucleares como medida de respuesta a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a Taiwán.

«En este caso concreto no creo que el arma nuclear esté en la agenda», dijo en los márgenes de la décima Conferencia de Examen del Tratado sobre la No Proliferación Nuclear.

Fu aseveró que China hará «todo lo posible para unificar el país por vía pacífica».

«La razón por la que no renunciamos a la posibilidad de una solución militar es porque tenemos que contener el potencial separatista [de Taiwán], para que no vaya demasiado lejos», subrayó.

Mientras que las medidas de respuesta a la visita de Pelosi, aseguró, «serán fuertes».

«Esto inevitablemente llevará a unas consecuencias graves. Consideramos que EEUU debe asumir la responsabilidad por cualquier desarrollo de la situación», afirmó.

El diplomático chino recordó que la cuestión de Taiwán para China es de «interés vital, porque trata de la soberanía y la integridad territorial del país».

«El hecho de que Pelosi se metió en Taiwán es un nuevo ejemplo de la violación de la integridad territorial y la soberanía de China», reiteró.

Los vínculos entre China y la isla de Taiwán se rompieron en 1949 después de que las fuerzas del partido nacionalista Kuomintang, encabezado por Chiang Kai-shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista y se trasladaran a ese archipiélago.

Las relaciones entre Taiwán y la China continental se restablecieron solo a nivel empresarial e informal a finales de la década de 1980.

La política fundamental del Gobierno chino respecto a Taiwán es la reunificación pacífica bajo el principio «un país dos sistemas».

Consultas entre EEUU y Rusia

Asimismo, Fu Cong comunicó en una entrevista con Sputnik que China no participará en las negociaciones de EEUU y Rusia sobre la seguridad estratégica si se reanudan.

«China está abierta para abordar estas cuestiones entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, pero no en formato trilateral», dijo en los márgenes de la décima Conferencia de Examen del Tratado sobre la No Proliferación Nuclear.

El diplomático recordó que la idea de involucrar a China en estas negociaciones entre EEUU y Rusia surgió durante el Gobierno de Donald Trump, quien buscaba así «justificar el incumplimiento de sus propios compromisos en el marco del START III», tratado estadounidense-ruso sobre la reducción de armas estratégicas.

«China rechazó de manera categórica esos juegos políticos de la administración de Trump, China no va a participar en estos», reiteró.

Al comentar la reciente declaración del presidente de EEUU, Joe Biden, de que está preparado para mantener negociaciones sobre un nuevo sistema de control de armas que reemplace al START III, cuya vigencia termina en 2026, Fo la calificó de «una buena señal».

«Esperamos que lo dicho por Biden se materialice. Esperamos que este diálogo entre Rusia y EEUU sobre la estabilidad estratégica y la reducción de los arsenales atómicos continúe», señaló.

Alianza AUKUS

Por su parte, el diplomático aseveró que Estados Unidos, el Reino Unido y Australia deben detener su iniciativa de alianza AUKUS.

«Los llamamos a que paren», recalcó.

Fu Cong subrayó que al comenzar esa iniciativa, EEUU, el Reino Unido y Australia violaron los compromisos fundamentales asumidos en el marco del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

«Consideramos que debe haber una discusión internacional al respecto para que la gente entienda mejor las consecuencias de este problema», indicó.

Fu apuntó que la alianza AUKUS entraña el riesgo de la proliferación nuclear, porque supone «el traspaso del uranio altamente enriquecido de las potencias nucleares a los países sin armas nucleares».

«Estamos hablando sobre [el uranio enriquecido en] más del 90%, así que esto contradice los objetivos y las tareas del TPN», afirmó.

El diplomático chino recordó que la Carta del OIEA especifica que las actividades nucleares no han de realizarse con fines militares.

«Pero los submarinos atómicos son un objetivo militar. Así que esto va en contra de la Carta del OIEA», reiteró.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.