Acá la historia del adolescente que se robó 24 millones de dólares en criptomonedas

Un joven de ascendencia rusa criado en el estado de Nueva York logró robarse 24 millones de dólares en criptomonedas. Desde entonces, la prensa de su país lo nombro ‘Baby Al Capone’.

Se llama Ellis Pinsky y perpetró el desfalco millonario el 7 de enero de 2018. Y aunque el ladrón dice que fue relativamente sencillo y hasta divertido lograrlo, también se arrepiente por las consecuencias que trajo a su vida y la de su familia.

La historia fue contada por el propio Ellis a la revista Rolling Stone en julio pasado. Sin embargo, la reportera también pone en duda la veracidad de los hechos relatados. Al final, se trata de un crimen cometido por un adolescente de 15 años.

En mayo de 2020, cuatro personas allanaron su casa, donde vivía con su madre, su padrastro y tres hermanos menores, armados de puños de hierro, cuchillos carniceros y una falsa pistola 9 milímetros, además de ir enmascarados y con gabanes.

Una ventana rota hizo sonar las alarmas de un escenario que el joven había previsto y para el que se preparó comprándose una escopeta. Logró acorralar a dos de los cuatro agresores en el sótano y llamó a la policía.

Aunque los ladrones, jóvenes de 21 años, buscaban algún rasguño de los millones robados, Pinsky asegura que para entonces ya no tenía el dinero, de acuerdo con una nota de El País.

La prensa neoyorquina lo llama Baby Al Capone, en referencia al capo de la mafia que contrabandeó alcohol pese a la prohibición en Chicago a principios del siglo XX.

El joven ladrón proviene de una familia de migrantes originarios de la Unión Soviética, con quienes se mudó a orillas del Hudson a los 11 años. A través de su afición a los videojuegos se aproximó a los piratas informáticos visibles en los ambientes gamer.

Fue ahí donde aprendió los primeros rudimentos del hackeo, disciplina en la que ya se consideraba un experto a los 15 años. De ahí brincó a la compraventa de contraseñas en torno al mercado de las criptomonedas y localizó a su primera víctima: el empresario sexagenario Michael Terpin.

Tras tomar control de su dispositivo, Pinsky y un cómplice identificaron activos en cripto por 900 millones de dólares, los cuales, sin embargo, no pudieron manipular. Y buscando terrenos más fáciles de navegar, dieron con la criptodivisa Triggers, con cotización en 24 millones de dólares de toda una cartera de activos.

Si bien se hizo del control de la cartera, cometió un error que le permitió al empresario rastrearlo después: transfirió algo de dinero a su propia cuenta para asegurarse de que se manejaba dinero real. Así fue como las autoridades pudieron perseguirlo.

Tras saber eso, comenzaron a saquear el dinero en una red de decenas de transacciones para blanquear los recursos y terminar concentrándolos en una cuenta bancaria recién creada. Como el empresario, Terpin, concentraba el 10% del total de Triggers, la venta masiva de la criptomoneda generó un desplome en la cotización en tiempo real.

Luego de volverse millonario en unas horas, se acostó a dormir.

Cuando comenzó a reflexionar la situación, reparó en que se había convertido en el adolescente más rico de todo el estado de Nueva York y también en que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) podía atraparlo cualquier momento.

Aunque asegura que usó poco de aquel dinero robado, se compró un reloj de 50.000 dólares y quemó otros 900 dólares en boletos de avión de Chicago a Nueva York para su familia. Sin embargo, esa es su versión, mientras que el periodista Daniel Kucher ha acusado que el joven ladrón aprovechó su nueva fortuna para pasearse a bordo de un Audi R8, ataviarse con Louis Vuitton, visitar Miami y Las Vegas en vuelos privados de alquiler, o bien alardear en público.

En 2020, el empresario saqueado denunció al joven Pinsky, quien, asesorado por un abogado hábil, se declaró culpable de apropiación indebida y devolvió 562 bitcoins, su reloj lujoso y menos de 100.000 dólares en efectivo.

Ahora estudia informática, gracias a la cual pasó un semestre en Florencia, Italia. Es decir, ingresa a un ámbito profesional en el que puede hacer muy buenos enlaces y en que sus antecedentes de habilidad digital son atractivos.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.