Hollywood. Metrópolis del mundo. Su puesta en escena. Presentación y desarrollo. Primera reflexión.

Por Roque Zambrano

Esos invisibilizados del hollywood primigenio, y reservados para el aleatorio
del tercer mundo, que como aparecidos de la víspera, amanecen en las islas
flotantes de la basura de plástico y componentes de las nuevas tecnologías
de computación en el La Indochina de los siglos de los siglos. Buñuel, en
«LOS OLVIDADOS», recrea ese mundo conflictuado en el absurdo, decenios
antes en México, contrariando el canibalismo irredento y sediento de
devoradores criminales subliminados del poderoso sistema del
supremacismo blanco, capaces de tragar corazones y hacerlos palpitar para
extinguir a sus iguales, en un ritual satánico de sadismo y crueldad, donde
todo se valida, hasta descuartizar y hacer pedazos, o reducir a su mínimo
simbólico, la majestad humana de la magia y la creación.

Broche de oro, ahora engastado en litio, y que nos mira desde sus ojos
entristecidos, al frente, mientras es convertido en retrato posado.
Esto es Hollywood. Está en todas partes, hasta en sus maneras aleatorias o
sus ritmos algorítmicos, en el nuevo lenguaje, del 2.0, donde empieza a morir,
víctima de su propia conjetura, la BIG DATA, (invento del Pentágono), que
construye los perfiles de todos, con su gran capacidad binaria
abarcándonos, desnudándonos sin pudor, para ser exhibidos en las selfies
de las redes, aparentemente…¿Si queremos?

Hollywood, ya lo hacía antes, desde su «star sistem», o desde su misión como
componente estratégico del » establishment gringo», para crear los
imaginarios del mundo en el AMERICAN DREAM, la embocadura del NEW
DEAL, o el NUEVO ORDEN MUNDIAL, después establecido en el OJO
ORWELLIANO.

Hollywood, es el hecho develado y revelador, de la colisión de secuencias, de
su alteridad, escondida en los Ángeles, CA, y encumbrada en la prepotencia
de su enorme anuncio en pleno ascenso de la ladera montañosa, donde
como una » cosa extraña» del otro mundo se anuncia en grandes letras
blancas: HOLLYWOOD, mientras en las locaciones aleatorias de su propia
elucidación, hacemos el otro Hollywood, el europeo, que es su regazo, el
asiático que le opone su cultura mística, mágica, poco terrenal y negada, al
«realismo socialista gringo», y la del tercer mundo, la África de sus películas
de Safari, o el medio Oriente de los nuevos colonizadores como Laurence de
Arabia, o las grandes superproducciones de Cecil B de Mille, para construir
grandes civilizaciones como imperios y así justificar su NEW DEAL, el poder
hegemónico del mundo, con patio trasero: Latinoamérica y el Caribe.

HOLLYWOOD, así construye el mundo » a su imagen y semejanza», cual cartel
publicitario, o película de turismo. Grandes planos generales de lo codiciado
del planeta, al occidente, que les pertenece desde los imaginarios de su
codicia y ambición, ORO, ORO NEGRO, PETRÓLEO, ORO BLANCO, LITIO,
convertido en el fetiche de papel, más impresionante y poderoso del mundo,
al que todos le rendimos pleitesía, aunque ahora moribundo, se convierta en
ilusión óptica, al ser descubierto en su valor ficticio, y emitido como se vierte
la basura en los rellenos.

Y ocurre ahora cuando después de lanzado el boomerang del 2.0; se nos
regresa todo para su exterminio.

Empieza su recreación interna, la vista de lo que es y son los ciudadanos de
su primera locación, que como ciudad gótica, nos envuelve. Somos hijos de
esa conjetura, forjada en los imaginarios del cine y la televisión, después de
que Orson Wells, en el año 36, radia su programa» LA GUERRA DE LOS DOS
MUNDOS», precipicio de la imaginación para matar humanos, con el solo
hecho de pensar que pudiéramos ser amenazados, como en las películas de
suspenso, terror y misterio que entonces se producían, por una invasión de
extraterrestres, donde era imposible dilucidar, el golpe certero de lo
sorprendente, lo que destinaba cruelmente en la sala de cine a nuestra «
anima imaginaria» a ser muerta en la ficción, y nos golpeaba con la realidad
de seguir vivos, a pesar de lo impactante de la imagen, distanciados en la
obscuridad, en la cómoda butaca, que con el tiempo, ya en los cines de los
MAll, resultó ser ergo dinámica.

Pero, el horror es ciego, y nadie es capaz de dilucidar que el extraterrestre
está en nosotros, introyectado, convertido en nuestro miedo civilizatorio,
donde nos han advertido, que salir del campo determinado como posible,
puede hacernos llegar a lo más obscuro de nuestro inconsciente, todavía
frágil y animal, perturbador y moribundo, en el sufrimiento de la tortura y la
muerte violenta. Tratando de evitarlo, la desesperación mata. Cuantos
tratando de salvarse en la Norteamérica que escuchaba a Wells, por la radio,
cometieron suicidio, al lanzarse al vacío.

Va mutando desde la creación de sus héroes como semidioses, primero en
los monstruos Gramnscianos: – en lenta transformación de lo viejo a lo nuevo
surgen los monstruos-. Este axioma, aplicado al tránsito del capitalismo al
socialismo, se hace válido para los largos tiempos de crisis sistémica del
capitalismo como el gran poder de la acumulación capitalista en el capital
originario, y sus distintas fisonomías para asegurase su triunfo y derrota de
cualquier opción alternativa a través de los tiempos. Ergo sum, La República
del Weimar, después del triunfo de la revolución bolchevique en la Rusia de
los zares.

ROQUE ZAMBRANO es Caraqueño, profesor universitario, cineasta, comunicólogo,
analista de imagen, escritor y poeta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.