ENTREVISTA| Líder indígena que dirigió protesta en Ecuador denuncia «racismo y desprecio» del Gobierno

Uno de los grandes protagonistas de las protestas dirigidas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), realizadas entre en junio contra el Gobierno de Guillermo Lasso, volvió a los medios para mandar varios mensajes tras algunas semanas en las que había preferido alejarse de los periodistas.

La aparición de Leonidas Iza, presidente de la Conaie, sucede en un momento clave: luego de que el movimiento indígena llegó a un acuerdo con el Ejecutivo, había bastantes interrogantes sobre cómo sería la relación con el Gobierno tras las fuertes acusaciones cruzadas.

Iza fue muy claro cuando dijo, en una entrevista con la Agencia Sputnik, que la relación con el Ejecutivo es «tensa», porque el Gobierno ha promovido el «racismo» y el «desprecio».

«No hay una relación amable con el Gobierno, no hay una relación que fluya naturalmente, porque hay una carga de desprecio que ha venido del Ejecutivo. (…) Hay una profundización del racismo a partir de los mensajes del Gobierno nacional o sectores políticos contrarios al movimiento indígena. (…) A partir de la profundización del racismo y del odio, de la discriminación, estamos a un paso, a un hilo muy fino, de que haya un fascismo instalado en Ecuador», opinó el dirigente indígena.

El 13 de junio la Conaie inició una movilización en contra de las políticas del Gobierno y en demanda de la reducción y congelamiento del precio de los combustibles, entre otros aspectos.

El 30 de junio, el Gobierno y los indígenas llegaron a un acuerdo para poner fin a las movilizaciones.

El Gobierno tendrá 90 días para atender las demandas de la Conaie.

El Ejecutivo responsabiliza a la Conaie de las pérdidas producidas durante el paro, las cuales ascenderían a más de 600 millones de dólares, y sostuvo que el movimiento tiene vínculos con el narcotráfico y con el partido del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

El 20 de junio, Lasso afirmó que las protestas lideradas por la Conaie buscaban derrocarlo.

Asimismo, en diversas ocasiones Lasso calificó a Iza de «chantajista» y » terrorista», e incluso en una oportunidad llegó a afirmar, horas antes de que se produjera un acuerdo para finalizar las protestas, que no iba a dialogar con el líder indígena.

A fines de diciembre del año pasado, el presidente afirmó que el líder indígena es un «anarquista», quien «odia la democracia» y tiene que enfrentar «todo el peso de la ley».

Lasso dijo que a Iza «hay que enfrentarlo con la Constitución y la ley en la mano», y que sus «actitudes anárquicas contravienen la Constitución».

Diálogo

A pesar de que Iza afirmó que la relación con el Gobierno es tensa, aseguró que en estos momentos se apuesta al diálogo entre indígenas y Ejecutivo para resolver los problemas que más inquietan a los ecuatorianos.

«Nosotros vamos a poner todos nuestros esfuerzos en estos 90 días para resolver los problemas más sentidos. Nuestra lucha en estos 18 días fueron reivindicaciones económicas, no políticas, como pretendió el Gobierno instalar. El narcotráfico, vandalismo, es una venta de humo hacia afuera. Jamás permitimos que se mezclen las luchas», indicó.

Consultado sobre si podrían iniciarse nuevas protestas en caso de que el Gobierno no cumpla el acuerdo, prefirió no contestar a esa interrogante y aseguró simplemente que se tomará «una decisión».

«Nosotros en este momento preferimos no poner por adelantado qué puede suceder en 90 días. En ese momento, tomaremos la decisión. Pero ahora vamos a poner todo el esfuerzo para que se tengan respuestas y para que no haya pretextos. Si no se tiene respuestas, tomaremos decisiones. Preferimos mantener esta actitud en este momento para no deteriorar el tratamiento de los temas sustanciales», expresó.

¿Candidato?

Con respecto a la posibilidad de candidatearse en las próximas elecciones presidenciales, Iza negó que este tema esté siendo analizado, porque entiende que no se «puede mezclar la lucha del pueblo con la contienda electoral».

«He sido absolutamente claro, nosotros vamos a concluir [la presidencia de la Conaie] en junio de 2024. Por respeto a las luchas, a mis bases, los que perdieron la vida, nuestros hermanos heridos, no hablaremos jamás del tema electoral. Una lucha que ha significado sangre no puede servir para catapultar un escenario electoral. Luego de ese tiempo, se verá lo que definan las bases en ese momento. Pero ahora no podemos mezclar la lucha del pueblo con la contienda electoral», afirmó.

Durante las protestas, Lasso decretó estado de excepción hasta en seis provincias, medida que incluye restricciones de libertad de asociación y reunión, movilidad y tránsito.

Desde el 13 hasta el 28 de junio, según organizaciones de derechos humanos, se registraron seis fallecidos, 331 personas heridas y 152 detenciones durante las jornadas de protesta.

Según datos de la Policía Nacional hasta el 29 de junio, 228 policías resultaron heridos durante las protestas, 32 policías fueron secuestrados y posteriormente liberados, se destruyeron 10 Unidades de Policía Comunitaria (UPC), la sede de un Distrito de Policía y 11 vehículos policiales; además se dañaron 72 vehículos policiales y 21 motocicletas.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.