EE.UU. se va a la estratósfera para enfrentar las armas hipersónicas de Rusia y China

Funcionarios del Departamento de Defensa de EE.UU. están dispuestos a aumentar drásticamente el gasto para pruebas de globos aerostáticos de nueva generación.

Una nueva partida presupuestaria del Pentágono será destinada al desarrollo de aerostatos estratosféricos que permitirían detectar y seguir la trayectoria de las armas hipersónicas que tienen en su arsenal China y Rusia.

El proyecto de Arquitectura Estratosférica Encubierta de Larga Permanencia (COLD STAR, por sus siglas en inglés), diseñado originalmente para detectar a narcotraficantes, pretende convertirse en un sistema de disuasión de potenciales ataques hipersónicos. Funcionarios del Departamento de Defensa están dispuestos a aumentar drásticamente el gasto para las pruebas de globos aerostáticos de nueva generación.

El Pentágono invertirá en sistemas de disuasión estratosférica para contrarrestar las armas hipersónicas de China y Rusia
Un aeróstato JLENS producido por Raytheon estacionado en el polígono de misiles de White Sands (Nuevo México)John Hamilton / White Sands Missile Range Public Affairs

Los militares han gastado alrededor de 3,8 millones de dólares en proyectos de globos en los últimos dos años, pero para el año fiscal 2023 está previsto que la financiación aumente a 27,1 millones, revela el medio Politico, que cita documentos presupuestarios.

Imagen ilustrativa

El fabricante de los globos, una división del consorcio Raven Industries, asegura que su plataforma para equipos de vigilancia y comunicación ofrece meses de autonomía de vuelo por un costo mucho menor que soluciones alternativas como aviones de gran altitud o sistemas satelitales. Explica que los aerostatos pueden identificar y elegir corrientes de aire favorables para desplazarse hacia donde sea necesario.

La empresa colaboró ​​previamente con la matriz de Google, Alphabet, en su proyecto Loon. La idea era utilizar centros de comunicación flotantes para brindar acceso a Internet de banda ancha en áreas de difícil acceso. El proyecto desempeñó un papel en el restablecimiento del servicio móvil en Puerto Rico después del huracán María en 2017, pero se canceló a comienzos del 2021.

Por separado, el Departamento de Defensa ejecutó un programa de dirigibles espías en la década de 2010. Costó casi 2.000 millones de dólares y finalmente se canceló en 2017, recuerda Politico. Los dirigibles contaban con sistemas de radar de vigilancia y control de fuego enemigo, y se suponía que debían proporcionar datos de inteligencia al Ejército de EE.UU.

Para inicios del 2023, el Pentágono tiene programado poner en órbita dos prototipos de satélites destinados a detectar y seguir las trayectorias de misiles hipersónicos. Serán interoperables y se colocarán con una inclinación que permita monitorear pruebas en la región del Indo-Pacífico.

Fuente RT

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.