EEUU qquiere asesinar a Assange, por eso lo extraditan

ENTREVISTA| Excónsul ecuatoriano en Londres, Fidel Narváez: «La extradición de Julian Assange a EE.UU. equivale a su asesinato»

El excónsul ecuatoriano en Londres, Fidel Narváez, dijo a Sputnik que la defensa de Assange aún puede apelar la extradición del activista Julian Assange a EEUU en cortes del Reino Unido y de Europa. Si eso falla, enfrentará un juicio imposible de ganar en el estado de Virginia y un régimen de prisión que aumentaría el riesgo de muerte.

«La extradición de Julian Assange a EEUU equivale a su asesinato», dijo a Sputnik Fidel Narváez, excónsul de Ecuador en Londres y uno de los hombres más cercanos al proceso judicial que el ciberactivista y fundador de Wikileaks enfrenta desde 2012 producto de la filtración de documentos que señalan crímenes de guerra cometidos por militares estadounidenses en Irak y Afganistán.

Narváez consideró que la decisión del Ministerio del Interior británico de aprobar la extradición de Assange a EEUU era «esperable» dado que «estamos ante un caso político, siempre ha sido político». Para el ecuatoriano, cónsul de su país en Londres durante los años en que el activista estuvo refugiado en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido, «el Gobierno británico ha sido el aliado más sumiso» de Washington en la persecución de Assange.

«Es casi imposible que los británicos nieguen un requerimiento tan importante para los EEUU porque Assange es prácticamente un trofeo de guerra», sentenció Narváez.

A pesar de la resolución, el ecuatoriano aclaró que pueden pasar varios meses para que la extradición se concrete, dado que la defensa de Assange aún tiene chance de recurrir el fallo. Narváez apuntó que, en primer lugar, los abogados tienen 15 días para apelar la resolución del Ministerio del Interior británico y llevar la decisión ante la Justicia.

Además, recordó que la defensa de Assange aún puede recurrir a lo que se conoce como ‘apelación cruzada’, sobre los argumentos de la defensa que la Justicia británica rechazó en 2021, cuando negó la extradición debido a la endeble salud mental de Assange. «Uno de esos argumentos es que Assange está acusado de espionaje, que es un delito entre comillas político y esos delitos no son extraditables, ni siquiera en el tratado bilateral entre EEUU y el Reino Unido«, explicó.

Narváez explicó que la defensa de Assange también podría apelar sobre la base de que el acusado «no tendría nunca un juicio justo en EEUU» y de que tanto Assange como su defensa «fueron objeto de espionaje por parte de las agencias de inteligencia de EEUU, que son básicamente los persecutores».

El ecuatoriano apuntó que estás instancias deberían ser atendidas por cortes intermedias y superiores británicas y podrían tardar «varios meses» en tener una resolución.

En caso de que la defensa de Assange no logre frenar la extradición con estos argumentos, aún puede recurrir a la Corte Europea de Derechos Humanos que ya ha entendido en casos de extradición a EEUU, apuntó Narváez. Según el ecuatoriano, recurrir al organismo europeo sería el «último recurso» que tendría Assange antes de afrontar la extradición.

¿Qué le esperaría a Assange en EEUU?

Narváez no tiene dudas. Ser extraditado a EEUU equivaldría a la muerte de Assange, no solo por las condiciones en que permanecería apresado sino porque en el país norteamericano no tiene ninguna oportunidad de ganar el juicio.

«Assange está acusado de espionaje, 17 de los 18 cargos contra él tienen que ver con espionaje, que es la obtención, posesión y publicación de material clasificado», explicó Narváez, en referencia a la acusación construida por EEUU debido a las revelaciones sobre abusos militares en Irak y Afganistán.

El ecuatoriano apuntó que la fiscalía estadounidense ya ha presentado alegatos ante un ‘gran jurado’ y ha estado «cocinando en secreto» el juicio contra el activista que, en el momento en que sea extraditado, se realizará en una corte ubicada en la ciudad de Alexandria, en el estado de Virginia. El tribunal que entenderá en el caso es clave, según Narváez, para comprender que no se tratará de un juicio justo.

«Esa corte está en ese distrito porque ahí está el Pentágono, está la CIA y las mayores empresas contratistas de la defensa de EEUU. Es decir, está la más alta densidad de población de empleados gubernamentales de las áreas de seguridad y de inteligencia y solamente de ahí podría venir el jurado», explicó.

Por si fuera poco, Narváez aportó otro dato poco alentador para la defensa de Assange sobre esa corte: «Nunca un acusado de atentar contra la seguridad nacional de EEUU que ha sido juzgado por es acorte ha podido ganar un caso. El 100% de las sentencias fueron contra los acusados».

El ecuatoriano subrayó que, al ser un juicio por delitos de seguridad nacional estadounidense, Assange ni siquiera tendrá oportunidad de explicar los motivos de su accionar. «Se va a juzgar solamente los riesgos que han contraído sus acciones y no los motivos», dijo.

«La Ley de Espionaje no permite al acusado exponer los motivos de sus acciones. No tiene posibilidad de decir ‘yo he publicado estos crímenes cometidos por el Ejército porque el mundo debe saber la verdad y es importante’. No, no lo puede decir y si lo dice no le van a escuchar», ilustró.

Antes, durante y, si pierde el juicio, después del proceso judicial, Assange permanecería encerrado en una cárcel de máxima seguridad estadounidense. «Cuando hablamos de cárcel de máxima seguridad en EEUU estamos hablando de palabras mayores, que todas las organizaciones de derechos humanos y la propia Naciones Unidas consideran atentatorias de los derechos humanos», acotó.

Para empeorar las cosas, el régimen de encierro sería el de ‘medidas administrativas especiales‘, un eufemismo estadounidense para referirse a un encierro de aislamiento durante al menos 23 de las 24 horas del día. Narváez alertó que, aunque tenga una hora al día de esparcimiento, Assange tampoco tendrá contacto con otros reclusos y hasta gozará de muy pocas visitas o contacto con sus abogados.

Sin posibilidad de ganar el juicio y con un encierro extremo, la salud de Assange solo se deteriorará. Según Narváez, si expertos médicos ya demostraron ante la Justicia británica que el fundador de Wikileaks corría riesgo de suicidio, «se eleva mucho esa posibilidad si es sometido a condiciones aún más opresivas».

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.