ENTREVISTA| Analista internacional del IAEDEN de Venezuela, Vladimir Adrianza: sanciones contra Rusia forman parte de guerra híbrida de EEUU

EEUU fracasó en su intento de derrotar a Rusia en el área militar, por lo que recurrió a la imposición de sanciones económicas como parte de la guerra híbrida, dijo a la Agencia Sputnik el analista internacional del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional (IAEDEN) de Venezuela, Vladimir Adrianza.

«En vista de que su objetivo por enfrentar a Rusia en lo militar se vuelve cuesta arriba, (EEUU) se está jugando sanciones de orden económico, diplomático y cultural (…) Se trata de un esquema de guerra híbrida global porque EEUU quiere mantener su hegemonía en el mundo», expresó Adrianza.

Rusia inició el pasado 24 de febrero una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, reconocidas por Moscú tres días antes como Estados soberanos, necesitan ayuda frente a la agresión de Kiev.

Tras la operación especial militar, varios países establecieron sanciones contra Moscú, las cuales van desde la desconexión parcial de Rusia del sistema SWIFT, el cierre del espacio aéreo para las aerolíneas rusas y la paralización de las reservas internacionales del Banco Central de Rusia.

SWIFT (acrónimo inglés de Society for World Interbank Financial Telecommunication) es una plataforma que conecta a unas 11.000 instituciones financieras de más de 200 países y sirve de base del sistema financiero internacional.

No obstante, Adrianza manifestó que las sanciones afectan principalmente a Europa, cuyos países, dijo, están subordinados a los intereses de EEUU.

«Muchas de las sanciones que le han aplicado a Rusia afectan más a Europa, países que pareciera abandonaron su potestad de fijar su política exterior y se han subordinado a la política de los EEUU», comentó.
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, denunció el martes que Occidente declaró una guerra híbrida a su país para afectar su economía.

Adrianza, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), manifestó que la guerra de EEUU es contra el mundo multipolar.

«Se está jugando el mundo unipolar, capitaneado por EEUU, contra un mundo emergente, que es multipolar y multicéntrico que lideran Rusia, China, Irán y otros países como Venezuela, que apuesta a un mundo pluripolar», acotó.

Afectación

Las sanciones contra Moscú han ocasionado a nivel mundial el alza de los precios del petróleo, gas y fertilizantes, por lo que organismos internacionales han advertido sobre una posible escasez de alimentos a causa de estas medidas.

En ese sentido, el especialista consideró que las medidas económicas tendrán un impacto en el comercio a nivel mundial.
«Esto generará un conjunto de afectaciones en el comercio mundial que evidentemente van a repercutir en el costo alimentario, la producción a nivel mundial, la distribución de esos renglones como trigo y lo que sirve para la producción agrícola», dijo.

Asimismo, opinó que el alza de los fertilizantes tendrá un impacto sobre el rendimiento productivo de ciertos rubros en América Latina.

Adrianza dijo que las sanciones impuestas por EEUU a Venezuela afectaron la producción de fertilizantes en esta nación sudamericana.

«La guerra híbrida que se ha desarrollado en contra de Venezuela, la cual incluye todas las órdenes ejecutivas y las 502 sanciones aplicadas por EEUU y sus socios, han afectado la producción de fertilizantes en el país», afirmó.

En los dos últimos años, Venezuela importó entre 100.000 y 120.000 toneladas de fertilizantes, según datos ofrecidos a la Agencia Sputnik por la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios del país sudamericano.

El analista señaló que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) advirtió sobre una «potencial escasez respecto a todos estos productos, de los cuales Rusia y Ucrania son sus principales exportadores».

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró el pasado 7 de marzo que tomó medidas para proteger «la economía y el derecho a la alimentación» de los ciudadanos de su país, ante la crisis en Ucrania.

Además, dijo que garantizará el suministro de trigo ante la escasez de fertilizantes para producir alimentos.
Rusia también tiene una participación importante en el mercado de la energía y los metales, por lo que una caída de esos productos podría afectar la construcción, la petroquímica y el transporte.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que Rusia podría parar la operación «al instante» si Ucrania se pliega a sus condiciones, entre las que mencionó garantías constitucionales de neutralidad, así como el reconocimiento de las repúblicas del Donbás y de la soberanía rusa sobre Crimea.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.