Esta es la razón por la cual algunas personas tienen más riesgo de sufrir COVID grave, pero más protección contra el VIH

Un estudio revela que las personas con genes heredados de los neandertales tienen más riesgo de padecer una forma de COVID-19 grave, pero están mejor protegidas del VIH.

Hay personas no vacunadas que se enferman gravemente de coronavirus, sin aparentes factores de riesgo. Pero en la mayoría aparecen expresados unos genes heredados de los neandertales. Hace entre 50.000 y 100.000 años, el encuentro sexual entre sapiens y neandertales fue dejando una marca genética en los europeos.

El ser humano de la modernidad heredó entre un 1,5% y un 2,1% de material genético de los neandertales. Esa combinación viene siendo estudiada desde hace varios años y sirvió para comprender mejor la predisposición genética a tener infecciones como la del COVID-19 y el VIH. Esta herencia genética evita parcialmente contraer el VIH y enfermar de sida.

Hay muchos que se preguntan por qué algunas personas se enferman gravemente cuando se infectan con el coronavirus, mientras que otras solo presentan síntomas leves o no presentan ningún síntoma.

Si bien es cierto que la obesidad, enfermedades respiratorias o tener más de 60 años son algunos de los factores que pueden impactar sobre el desarrollo del COVID-19 grave, existen también otros factores genéticos que tienen una gran injerencia.

Científicos del Instituto Carolina de Suecia y Svante Paabo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, demostraron que los seres humanos actuales heredaron de los neandertales el principal factor de riesgo genético de COVID-19 grave.

Los científicos demostraron que existe un haplotipo en una región del cromosoma 12 asociado con el riesgo de ser internado en terapia intensiva cuando uno se infecta con coronavirus. Esta huella genética es una herencia de los neandertales.

El investigador Hugo Zeberg publicó un nuevo artículo en la revista PNAS de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos donde resalta: «Este importante factor de riesgo genético del COVID-19 es tan común que empecé a preguntarme si realmente podría ser bueno para algo, como proporcionar protección contra otra enfermedad infecciosa».

Todo radica en el cromosoma 3 que consta de muchos genes. En sus proximidades, hay varios genes que codifican receptores del sistema inmunitario. Uno de estos receptores es el CCR5 que es utilizado por el virus del VIH para infectar los glóbulos blancos. Zeberg descubrió que las personas portadoras del factor de riesgo para COVID-19 tenían menos receptores CCR5.

En su investigación descubrió que los portadores de la variante de riesgo de COVID-19 tenían un 27% menos de riesgo de contraer el VIH.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.