ENTREVISTA| Presidente Luis Arce: La ALBA tiene como meta producción de fármacos y soberanía alimentaria

La Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) tiene como objetivo la producción de fármacos y garantizar la soberanía alimentaria, aseguró el presidente de Bolivia, Luis Arce, a la Agencia Sputnik.

— Usted mantendrá una reunión con el presidente de Cuba y de Venezuela. ¿Cuáles serán los principales temas? ¿Se llegará a algún acuerdo con esos países? Por ejemplo, tema vacunas y acuerdos de comercio.

— Mañana [16 de diciembre] voy a tener una reunión con el presidente Díaz-Canel. Hoy simplemente hemos asistido a la reunión del ALBA. Evidentemente se ha intercambiado criterios, pero básicamente referidos a la discusión de ALBA TCP. Hemos propuestos conformar dos nacionales, como diría el comandante Chávez, para decir. La primera es que buscamos abarcar a varios países para la producción de fármacos y otras tecnologías. La segunda tiene que ver con garantizar la soberanía alimentaria de los países del ALBA. Esas son las premisas que planteamos y sobre eso por supuesto que vamos a intercambiar criterios.

La secretaría del ALBA también presentó un plan que se va ir mejorando, desarrollando los siguientes meses.

— ¿Cómo definiría la relación entre Rusia y Bolivia? ¿Piensa impulsar nuevos acuerdos?

— Tenemos muy buenas relaciones con Rusia, nos han ayudado bastante para la vacuna Sputnik V que llegó a Bolivia. Luego evidentemente con algunos problemas, que eso es de conocimiento, sobre las dosis completas que teníamos inicialmente acordado.

Pero al margen de ese tema que es entendible, Bolivia mantiene muy buenas relaciones con Rusia. Tenemos varios proyectos, el caso del Centro de Investigación Nuclear, pero también hay empresas rusas que ya están participando en un concurso que Bolivia ha lanzado para producir litio.

Son varios países, son nueve empresas que están concursando, mostrando su tecnología. Queremos elegir cuál de ellos con más pureza, efectividad y economía pueden realizar el trabajo para que en marzo a abril Bolivia decida con quien va a trabajar.

— ¿Cómo Bolivia tiene previsto desarrollar la cooperación con la corporación nuclear rusa Rosatom, en particular sobre el Centro de Investigación Nuclear de El Alto, pero también sobre otros proyectos?

— Hemos estado hace unos meses atrás lanzando el proyecto, anda bastante bien, entiendo que pronto nos van a entregar una primera fase donde Bolivia va a hacer las pruebas contra el cáncer, todavía con isotopos importados, pero con el resto ya funcionando, y se va a ir trabajando porque entendemos que todo el proyecto se paralizó con el golpe de Estado de 2019, no se avanzó nada y además de ello vino el COVID-19, entonces la planta estuvo parada hasta este año y Bolivia se ha lanzado otra vez el proyecto.

Estamos retomando nuestras agendas, pronto vamos a tener resultados.

— ¿Cómo observa la situación que se vive en Bolivia ante las frecuentes protestas opositoras?

— La oposición claramente no le gusta que le hayamos derrotando en las urnas con más del 55% el año pasado y está buscando siempre desestabilizar al Gobierno boliviano.

Ellos pretendían quedarse con el poder, con el Gobierno, mucho tiempo, para ellos habían destruido al MAS, pero claramente el pueblo boliviano tiene otra lección, que se manifestó en octubre del año pasado. Por lo tanto, es claro que ellos van a continuar con su afán desestabilizador, lo van a hacer en todas las direcciones que ellos pueden.
Hay un relacionamiento con la derecha internacional, se coordina con ella, y ya ha habido varios intentos de movilización, con cualquier pretexto, utilizando la mentira, engañando al pueblo boliviano, a través de los medios de comunicación para que la gente reaccione en contra. Pero como lo hemos demostrado, en todas las movilizaciones no hay una base social, son simplemente mentiras. Pero evidentemente hay algunos sectores que se han dejado engañar con esas movilizaciones y han contribuido a este proceso de desestabilización.

Estamos muy conscientes de que ellos continuarán con este plan de desestabilización. No están contentos porque estamos avanzando. Cuando llegamos al país teníamos tres trabajos, tareas, que nos daba el pueblo boliviano, resolver la crisis de la pandemia, lo estamos haciendo, Bolivia ya está dando la tercera dosis, estamos vacunando a niños desde los cinco años, hemos avanzado.

Segundo, teníamos el tema educativo, el año pasado sencillamente se clausuró el año escolar en Bolivia. Fuimos el único país en hacer eso, mostrando una total incapacidad para impulsar la educación en pandemia.
Nosotros hemos incrementado tres modalidades para dar clases. Creo que el pueblo boliviano también valora este hecho. También está el tema económico, la reactivación y reconstrucción de la economía. Nosotros hemos estamos revirtiendo los indicadores negativos que presentaba Bolivia.

El año pasado, cuando asumíamos el Gobierno, la recesión en Bolivia era de 11%, hoy hasta el mes de septiembre hemos aumentado un 9% del crecimiento. Esperamos estar creciendo cerca del 6% entre enero y diciembre. Lo que quiere decir que, de cifras negativas pasadas, llegamos a positivas.

Hay una reducción del déficit fiscal importante y sobre todo hay superávit en la balanza comercial gracias a la política de sustitución de importaciones.

Por lo tanto, los datos económicos de reactivación, crecimiento, empleo nuevamente reducción de la pobreza, una mejor redistribución del ingreso del país, la gente ya lo está viendo, por lo tanto, a la derecha le inquieta que nosotros estemos logrando resultados en salud, educación y economía porque sabe que su estrategia de llevarnos a un revocatorio cada vez está más lejos porque el pueblo boliviano está conociendo el trabajo que estamos haciendo como Gobierno. Aunque evidentemente somos conscientes de que nos falta todavía.

— ¿Cree que lo que pasó en 2019, con la destitución del expresidente Evo Morales, podría volver a suceder?

— Ellos están tratando de desestabilizar, de generar otra vez condiciones para que dé lugar a ese intento golpista de 2019. Ellos no van a escatimar cualquier actividad para lograr sus objetivos. El objetivo de ellos es llegar al Gobierno para redistribuir las riquezas del estado como botín de guerra. Eso no ha acabado con las elecciones del año pasado, eso continua. Nosotros estamos muy conscientes de que tenemos que mantener el crecimiento económico, resolver la pandemia y el sistema educativo, que son los mandatos que nos dio el pueblo boliviano.

Fuente Sputnik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.