HRW acusa a junta militar birmana por «bloquear» la llegada de ayuda humanitaria

La junta militar que gobierna en Birmania desde el golpe de Estado de febrero «bloquea» la llegada de ayuda, según la ONG Human Rights Watch (HRW), que ha acusado a las autoridades de empeorar con estos obstáculos la «catástrofe humanitaria autoinfligida» en que se encuentra sumido el país asiático.

La junta ha impedido la entrada de cooperantes, perpetrado ataques contra estos trabajadores, bloqueado el acceso de convoyes, destruido suministros y cortado las telecomunicaciones, entre otras medidas que han terminado por impedir la llegada de ayuda que muchos birmanos «necesitan para sobrevivir».

Archivo - Manifestación en Tokio contra la junta militar birmana
Archivo – Manifestación en Tokio contra la junta militar birmana – YUICHI YAMAZAKI/GETTY IMAGES – Archivo

«Los generales están negando sin piedad asistencia vital a personas afectadas por el conflicto desde la toma militar, como una forma de castigo», ha sentenciado la investigadora de HRW Shayna Bauchner, que insta a la comunidad internacional a «presionar» a la junta para que varíe sus actuales restricciones.

La ONU estima que 14,4 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria en 2022, de las cuales más de cinco millones son niños, mientras que unos 25 millones de birmanos, aproximadamente la mitad de la población, vivirán por debajo del umbral de la pobreza. El secretario general adjunto de la organización para Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths, ya alertó en noviembre de las consecuencias de limitar la asistencia.

Además, la crisis política y social se ha traducido en más de 284.000 desplazados, mientras que unas 22.000 personas directamente han cruzado las fronteras de India y Tailandia. Todo ello en un contexto de abusos y violaciones de los Derechos Humanos que, en algunos casos, equivaldrían a crímenes de guerra, según HRW.

Un desplazado que vive en un campamento del estado de Kachin ha explicado a la ONG que, desde el golpe, las ONG que habitualmente llevaban comida a este enclave estaban teniendo problemas tanto para moverse como para recibir los fondos necesarios. «Mucha gente solía salir del campo para trabajos diarios y ayudar a sus familias, pero debido al golpe y a la COVID-19, no hay muchas oportunidades laborales», ha lamentado. Según recoge la Agencia Europa Press.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.