Las Comunidades indígenas de Perú denuncian muerte de líder awajún y aseguran que no descansarán en la defensa ambiental

Federaciones y comunidades indígenas de Perú denunciaron este martes la muerte del dirigente awajún Apu Agustín Ampush Tseje, de la provincia Datem del Marañón (departamento de Loreto, norte), y se la achacaron a la contaminación por la actividad petrolera y a la indiferencia histórica del Estado peruano con las comunidades originarias.

El Apu, como lo denominaban, era conocido por su coraje y ejemplo personal en la defensa de los territorios de la Amazonía y su labor como vicepresidente de la Federación Nativa Awajún del Río Apaga (Fenara).

Murió cuando encabezaba una movilización contra la extracción de petróleo en la estación 5 del distrito de Manseriche, en la citada provincia, ocupada por centenares de indígenas desde el 4 de octubre pasado.

Según testimonios de colaboradores cercanos a un medio local, falleció a causa de la Covid-19, aunque en una declaración la plataforma de Pueblos Afectados por las Actividades Extractivas (PAAE) aseguró que su muerte se debió a la contaminación petrolera.

En una comunicación difundida a través de Twitter, el Ministerio de Energía y Minas lamentó la partida física del líder awajún.

El dirigente indígena Wagner Musoline dijo que Agustín mostró una especie de infección pulmonar. Recordó que el sistema de atención de salud a las comunidades es muy precario y que desde hace tres meses ningún awajún ha sido vacunado.

Expresó que la lucha continuará. Puntualizó que las federaciones y comunidades que integran la PAAE controlan territorialmente la estación 5 y evalúan cómo radicalizar la lucha.

Manifestó que algunos hermanos, indignados por la muerte de su líder, sugirieron que si al Estado no le interesa atender sus demandas podrían quemar los tanques de combustible del emplazamiento.

Musoline valoró que la negativa del Gobierno a dialogar puede suscitar expresiones de radicalismo. Recordó que durante décadas los indígenas han asegurado que la actividad petrolera en Loreto no aporta significativamente y solo ha contaminado su tierra y fuentes de agua.

La PAAE añade en su declaración que el Estado no tiene interés en resolver la deuda social y ambiental, ni garantizar los derechos de los pueblos originarios, por lo que convoca a mantener las movilizaciones indígenas en varios lotes petroleros y exigir su cierre.

En estos momentos, las comunidades se mantienen movilizadas en cinco lotes: 95-Bretaña, 5-Manseriche, 192-CC.NN., Los Jardines-Oriap, 8-Trompeteros y 67-río Curaray.

Cortesía de Telesur

*Síguenos  para más información de importancia de las principales agencias internacionales  en:

*Twitter

* Facebook  

* Instagram

* Telegram

#UnionMundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.