¿La Luna se está encogiendo a causa de los terremotos?

Estudios recientes de la Nasa señalan que la Luna se está encogiendo. Los expertos estudian cómo el enfriamiento interior del satélite natural de la Tierra y sobre todo cómo los terremotos y las fallas en su corteza, podrían estar provocando este fenómeno.

El profesor asistente de Geología en la Universidad de Maryland, Nicholas Schmerr uno de los investigadores, diseñó un nuevo algoritmo para analizar nuevamente los datos sísmicos de los instrumentos colocados por las misiones Apolo en los años 60 y 70.

El análisis proporcionó datos de ubicación de epicentros más precisos para 28 terremotos de luna registrados desde 1969 hasta 1977.

Sismos lunares

Los investigadores encontraron que, al menos, ocho de los terremotos se debieron probablemente a una verdadera actividad tectónica a lo largo de las fallas de empuje, en lugar de a los impactos de asteroides o resonancias profundas en el interior de la Luna.

Aunque los instrumentos de la misión Apolo registraron su último terremoto poco antes de que se retirara en 1977, los investigadores sugieren que es probable que la Luna siga experimentando terremotos hasta hoy.

«Encontramos que varios de los terremotos registrados en los datos de Apolo ocurrieron muy cerca de las fallas observadas en las imágenes de LRO», describe Schmerr.

Señaló también que las imágenes de la sonda LRO muestran evidencia física de movimientos de fallas geológicamente recientes, como deslizamientos de tierra y caídas de peñascos.

«Es muy probable que las fallas aún estén activas hoy. No es frecuente ver tectónicas activas en ningún otro lugar que no sea la Tierra, por lo que es muy emocionante pensar que estas fallas aún pueden producir sismos lunares», comenta.

28 terremotos en 8 años Los astronautas colocaron cinco sismómetros en la superficie de la Luna durante las misiones Apolo 11, 12, 14, 15 y 16.

En la Tierra, los temblores habrían tenido una magnitud de aproximadamente 2 a 5. Usando las estimaciones de ubicación revisadas de su nuevo algoritmo, los investigadores encontraron que los epicentros de ocho de los 28 terremotos poco profundos se encontraban dentro de los 27 kilómetros de fallas visibles en las imágenes de la sonda LRO.

Tuvieron lugar lo suficientemente cerca como para que el equipo concluyera que las fallas probablemente causaron los terremotos. 

¿La Luna se encoge?

Los investigadores también encontraron que seis de los ocho terremotos ocurrieron cuando la Luna estaba en su apogeo o cerca de él, el punto en la órbita de la Luna cuando está más lejos de la Tierra.

«Creemos que es muy probable que estos ocho temblores se produjeran debido a fallas que se deslizaban a medida que se acumulaba el estrés cuando la corteza lunar se comprimía por la contracción global y las fuerzas de marea, lo que indica que los sismómetros de Apolo registraron que la Luna se contrae y sigue activa tectónicamente», explica Thomas Watters, autor principal del artículo de investigación y científico principal del Centro para Estudios Planetarios y de la Tierra en la Institución Smithsonian en Washington.

La Luna también se arruga cuando su interior se enfría y se encoge. Sin embargo, a diferencia de la piel flexible de una uva, la corteza de la Luna es quebradiza y se rompe a medida que el interior se encoge. Esta rotura da como resultado fallas de empuje, donde una sección de la corteza se empuja hacia arriba sobre una sección adyacente. Estas fallas se asemejan a pequeños acantilados en forma de escaleras, o escarpes, cuando se ven desde la superficie lunar. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.